viernes, 13 de junio de 2008

El otro mundo parte 1



Al abrir los ojos me encontraba en una habitación redonda completamente blanca, no tenia la menor idea de que hacia ahí, estaba acostado en lo que parecía un ataúd de plástico. Al levantarme sentía los músculos algo entumidos como si no los hubiera movido en días, mis primeros razonamientos me hicieron pensar que había sufrido un accidente y había terminado en el hospital, pero aquel lugar era completamente diferente a un cuarto de hospital, estaba completamente vació salvo por mi, el ataúd y una rara lámpara rectangular de la que emanaba la luz, al mirar mi cuerpo note mi desnudes y mas me sorprendí. Salí del ataúd tambaleándome a causa de mis músculos entumecidos, busque una salida pero el lugar no tenía puerta alguna.


- Tal vez estoy muerto – pensé. – no, no puedo estar muerto, ¡Enfermera! – Exclamé - ¡Alguien! ¡Estoy encerrado! – la respuesta fue un sepulcral silencio.

Nunca supe cuanto tiempo estuve ahí, la luz nunca se apago, pero estoy seguro de que pasaron días, semanas, tal ves meses, para mi asombro jamás tuve hambre, nunca tuve sed. Pero aun así la locura comenzaba a envolverme, por mi mente pasaron cientos de teorías sobre que era ese lugar y sobre como había llegado ahí, cada una más irracional que la anterior.


Cuando me encontraron estaba tirado en el suelo observando la lámpara rectangular, llevaba horas observándola y viendo en la luz blanca una infinidad de colores inexistentes. Mis ojos no vieron a nadie, pero sentí cuando unas manos pegajosas me levantaron, escuche sonidos agudos en un lenguaje que no conocía y que sabía que jamás podría hablar.


Mis ojos se cerraron, no estaba seguro de que me deparaba ahora el destino pero sabía que ya no volvería a estar entre esas paredes blancas.



P.D. No olviden comentar…