miércoles, 1 de octubre de 2008

Carta de una conciencia

Este es el ejercicio que hice para metatextos esta semana.

Inframundo 1 de Octubre del 2008

Estimado señor Eustaquio Bueno, Director del Centro de Ubicación de Conciencias:

Le escribo esta carta, con gran pesar, con la intención de solicitarle mi urgente cambio de puesto, por los siguientes hechos y motivos:

Después de estudiar durante cinco años en La Honorable Academia de Buenas Conciencias A. C. y de graduarme con honores de ésta fui asignado por usted señor a ser la conciencia del sujeto denominado El Diablo.

Debo decirle señor que cuando me dijeron que iba a ser la conciencia de El Diablo dudé, pero acepte el reto. Ahora me doy cuenta de mi error y de lo iluso que fui, que error tan tonto cometí, qué conciencia en su sano juicio acepta ser asignado a la bestia, siendo que ésta es quien representa a la maldad.

Soy una conciencia frustrada. Ni siquiera tengo competencia, ya que es obvio que El Diablo no necesita una conciencia maligna.
Llevo ya dos años de ser su conciencia y he de confesarle que me rendí a los dos meses de haber llegado, hasta hace poco había decidido ignorar sus acciones, sólo estar junto a él hasta que pasara el tiempo suficiente para poder jubilarme, como creo lo hicieron las conciencias que me precedieron, pero últimamente El Diablo ha estado hablando conmigo, no tiene idea de las cosas que me ha dicho, por momentos me ha convencido (confundido) de hacer cosas, que no debo.

Por eso le pido señor Eustaquio, me asigne un nuevo puesto a la brevedad posible.

Le agradezco su atención y espero su pronta respuesta.

Atentamente.

Ralf Moral. Conciencia de El Diablo.

9 comentarios:

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Saludos!! me gusta la originaidad.

Peter dijo...

Jorge: Gracias por el comentario y la visita.

F.Guerra dijo...

Son muy buenas estas búsquedas, Peter. Te leo.

Anibal dijo...

wey.... no le entendi... que pedo? de que lo convencia? cual es la sustancia? no mames... jajjaa tu redaccion va cada vez mejor, pero, no le entendi a tu enrada, yo se que soy un pendejo pero aparte de eso que pedo? cual era el chiste?...

Peter dijo...

f.guerra: bastante buenas, gracias por la visita.

Anibal:
¿Y ese milagro?

Es sólo un texto donde trate de platear la perspectiva de una conciencia (suponiendo que las conciencias existieran y fuesen pequeños Ángeles o Demonios que se posan en tus hombros y tratan de encaminar tus actos al bien o al mal), ya que de eso trataba el ejercicio de metatextos. Aunque no seguí exactamente los lineamientos al pie de la letra, y supongo que el texto no cumplió su cometido ya que no lo entendiste.

Amelia´s House dijo...

¿Dé donde sacas tantas ideas? Eres muy creativo. gracias por tu comentario. No fue atrevimiento, sino lo que en psicología llamamos "observación de campo".
Un saludo

El Señor de Las Letras dijo...

A mí me parece fabuloso este escrito. Considero que le restas impacto al mismo cuando explicas lo que quisiste hacer. Un buen escritor nunca será comprendido en sus inicios, no escribas para que te entiendan, escribe para ese público que en el futuro te entenderá.

No hables de ejercicios -suena como una justificación-. Presenta cada uno de tus textos como si fueran tu más insigne obra (posiblemente algún día lo sea); no lo creas, pero hazlo creer.

Estás bien a nivel creativo y narrativo. ¡Sigue así! ¡Felicitaciones!

Peter dijo...

Amelia: No estoy seguro, jeje, gracias por la visita.

Señor de las letras: Gracias por los consejos, los tomare en cuenta.

luchitaz dijo...

me gustó! jamás había pensado en que la conciencia podría tener una personalidad y menos una formación! hahaha venga!