viernes, 8 de agosto de 2008

Abogadin

Erik llegó con el abogado, se sentía desesperado, su patrimonio estaba en juego.

- Tengo una demanda en mi contra licenciado, mi vecino me ha demando – dijo Erik – ¡me van a quitar todo!

- Cálmese - respondió el abogado – el único que le va quitar todo soy yo.

4 comentarios:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

A esto le llamo realismo.

R.E dijo...

Es más un buen chiste que un relato. Pero bueno en cualquier caso.

Peter dijo...

Concuerdo con r.e, se pare más a un chiste, jejeje.
Gracias por los comentarios.

dejar de fumar dijo...

jajaja
muy bueno!
saludos